Visitar La Sirenita de Copenhague

La Sirenita de Copenhague es el símbolo de la ciudad y un monumento que todos quieren visitar. Al lado, se encuentra una de las ciudadelas defensivas más bien conservadas de Europa, el Kastellet.

Visitar la Sirenita y Kastellet

Si vas a visitar La Sirenita, ícono de la ciudad de Copenhague, puedes aprovechar para acercarte a visitar Kastellet. Los dos puntos de interés se encuentran muy cerca uno del otro, así que en la guía los hemos juntado para que los puedas unir en una sola visita.

La Sirenita se encuentra ubicada en el puerto, mirando al mar, y muy cercana a ella está un sendero que lleva a la zona del Kastellet, la fortaleza de Copenhague. Desde la fortaleza obtendrás maravillosas perspectivas del mar, así como también del ícono de la Sirenita. Actualmente Kastellet está abierto al público y es un lugar donde lugareños y turistas se acercan para pasear por la naturaleza o realizar un picnic rodeados de un maravilloso verde.

A continuación, encontrarás información acerca de La Sirenita y de la fortaleza Copenhague:


Visitar La Sirenita de Copenhague

Visitar La Sirenita es uno de los puntos de interés de la ciudad que nadie se pierde. Esta escultura de 1,50m es el símbolo de la ciudad y un monumento con el que todo turista desea hacerse una fotografía de recuerdo. Este monumento está dedicado al cuento de “The Little Mermaid” (La Sirenita) del escritor Hans Christian Andersen.

La sirenita de Copenhague

La Sirenita es protagonista de uno de los cuentos más famosos del escritor y acapara todo tipo de atenciones. Esta escultura realizada por Edvard Eriksen en 1913, además de piropos y admiraciones, también ha sido víctima de varios ataques. Como si un reflejo del dolor que sufrió la protagonista en el cuento de Christian Andersen se tratase, los ataques hacia La Sirenita han ido desde ser decapitada a faltarle algún brazo. Algunas alteraciones puntuales han sido vestirla con sujetadores o taparla con burkas. Todos conocemos la adaptación del cuento a Disney, pero el cuento original es muy diferente a la película de nuestra infancia, por lo que te recomendamos conocerlo.

Como pasa con el cuento original del escritor, de la escultura también se han realizado versiones alternativas a la original. Situada a unos 600m de la escultura original de La Sirenita, se ha colocado otra escultura de una versión más “Dalí-siana” creada por el autor Børn Nørgaard en 2006.


Kastellet, La ciudadela de Copenhague

Visitar Kastellet Copenhague

Desde la escultura de La Sirenita, en el sendero de la izquierda que se adentra en un parque, enseguida se encuentra la entrada al Kastellet.

En 1640, Christian IV, solicitó realizar una ciudadela estrellada para renovar la zona defensiva del puerto. La construcción la continuó su sucesor, el rey Federico III. Esta fortaleza es la ciudadela defensiva más antigua de Europa, y una de las que se encuentra en mejor estado de conservación, ya que la mayoría de sus construcciones aún siguen siendo las originales y siguen en funcionamiento.

La ciudadela hoy en día sigue siendo una área militar en estado activo, perteneciente al Ministerio de Defensa danés. La actividad militar de la zona incluye la Guardia Nacional Danesa, la Inteligencia Militar, el Cuerpo de Abogados Defensores y la Biblioteca de la Guardia Real. Además, el jefe de Estado Mayor dispone de su residencia particular dentro de las instalaciones. Actualmente, esta zona protegida es un parque público en el que pasear con bicicleta, realizar un picnic y disfrutar de hermosas vistas del puerto y de La Sirenita. El parque tiene hermosos detalles como estatuas, antiguos cañones y monumentos que van sorprendiendo durante la visita a la zona del parque de Kastellet.

Guía sirenita Copenhague

Si vas a visitar Kastellet, debes saber que todos los días se realiza un cambio de guardia en la Casa de la Guardia Real a las 12:00h. Durante el verano, se llevan a cabo conciertos militares en las instalaciones, aproximadamente a las 14:00h.

En la zona del Kastellet se sitúa un antiguo molino de viento que data 1847, el último que se ha preservado y se ha colocado en el lugar. Este molino servía para proveer alimento en momentos de asedio a los militares de la ciudadela.

Puedes visitar Kastellet todos los días de la semana de 6 de la mañana a 10 de la noche aproximadamente. Puedes acceder a la ciudadela desde dos puertas; una ubicada en el norte, cerca de La Sirenita, y otra en la parte sur.


Más lugares que visitar en Copenhague

Los lugares más importantes que visitar en Copenhague.

Imprescindibles
No te pierdas...
Quizás te interesa